Comiendo bajo en azúcar, lo que debes saber

Comiendo bajo en azúcar, lo que debes saber

Uno de los aspectos más importantes de la nutrición es el nivel de azúcar que incorporamos a nuestro organismo. Qué niveles de azúcar necesita cada persona es un dato que varía de un metabolismo a otro, y se relaciona además con determinadas patologías o enfermedades, no sólo con aspectos estéticos, vale decir, con una dieta para regular el peso. Haremos un repaso por algunas cuestiones a tener en cuenta sobre los altos o bajos niveles de azúcar relacionadas con la salud, y de qué manera es posible equilibrarlos.

El trastorno de salud más conocido asociado a altos niveles de glucosa en la sangre es la diabetes. La diabetes se produce como consecuencia de una producción deficiente de insulina por parte del páncreas y está clasificada en diferentes tipos, dependiendo de sus causas, su tratamiento y variables como la edad o los antecedentes familiares.

Pero más allá de la existencia o no de una enfermedad, el control de los niveles de azúcar que ingerimos es básico para una alimentación saludable; en el caso de las personas diabéticas, este control debe ser estricto. Es cierto que la glucosa —un azúcar simple—- es importante para aportar energía al cuerpo, especialmente al sistema nervioso. Es el “combustible” de nuestro organismo, utiilizado por todas las células. Pero su consumo excesivo es también una de las causas principales de la obesidad, especialmente en la población infantil, cuya tendencia a comer dulces puede suponer riesgos con el paso del tiempo. Está comprobado que la ingesta de azúcar se mantiene como preferencia a lo largo del tiempo; esto ha llevado a algunos profesionales a considerarla “adictiva”.

Como mencionamos antes, el azúcar es necesaria para el rendimiento físico e intelectual, pero la misma también está presente en alimentos naturales que aportan además otros beneficios. Como ejemplo más claro están las frutas, las cuales además contienen importantes antioxidantes que previenen el envejecimiento celular. Si consumimos alimentos bajos en glucosa durante el desayuno como por ejemplo, jugos o ensaladas de frutas y luego realizamos actividad fisica, la oxidación de grasas será más acelerada; aún si llevamos una rutina más sedentaria, la sensación de saciedad será mayor y evitará que luego recurramos a la ingesta de alimentos procesados muy azucarados.

Si bien estos valores dependen de la edad, contextura corporal y estado físico y densidad, el consumo diario de azúcar debería ser de 70g en los hombres y 50g en las mujeres. Estos niveles deben ser tomados en cuenta a la hora de comprar alimentos: aquéllos que son bajos en azúcar contienen menos de 5g por cada 100g, por el contrario, son altos en azúcar los que contienen más de 15g cada 100g. El azúcar presente en productos manufacturados —como por ejemplo la panificación, los dulces o las golosinas— debería representar una mínima parte de la dieta diaria de cualquier persona.

 

Check Also

Consume estos alimentos para lograr un vientre plano

Si deseas tener un vientre plano, pero se te ha hecho cuesta arriba. Entonces debes consumir algunos alimentos que mejorarán tu salud y te ayudarán a reducir tu abdomen.

Leave a Reply